La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

sábado, 31 de marzo de 2018

Gracias A Dios Por Jesucristo!

Gracias a Dios nos vio perdidos y nos tomó!

Gracias a Dios nos vio esclavos y nos liberó!

Gracias a Dios nos vio ciegos y nos dio vista!

Gracias a Dios nos vio en tinieblas y nos iluminó!

Gracias a Dios nos vio culpables y nos perdono!

Gracias a Dios nos vio tristes y nos dio Gozo!

Gracias a Dios nos vio muertos y nos dio Vida!

Gracias a Dios nos vio en la mentira y nos trajo la Verdad!

Gracias a Dios nos vio en nuestros propósitos y nos dio el de El!

Gracias a Dios nos vio en una religión y nos llevó a una relación!

Gracias a Dios nos vio culpables camino al Juicio y nos llevó al Camino a Salvación y Vida Eterna!

Y todo lo encontramos Solo en Su Escritura, Solo Por medio  de Jesucristo, Solo por la Fe, Solo por Su Gracia, Solo para Su Gloria!

Jesucristo Murió y Resucitó y El Vive para que tu tengas Vida y Vida en abundancia!

Aleluya! Amen!


Escrito está en Su Palabra: 

Por lo tanto, ya que fuimos hechos justos a los ojos de Dios por medio de la fe, disfrutamos de la paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.
         
Y también nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar paciencia y resistencia.
        
  Y la paciencia y resistencia nos desarrolla carácter para superar las pruebas.
          
 Y el carácter probado fortalece nuestra esperanza.
           
 Y esa esperanza nunca nos defrauda.
            
Porque Dios lleno nuestros corazones de su amor por medio del Espíritu Santo que Él mismo nos dio. 
            
Porque cuando eramos débiles, totalmente incapaces de salvarnos, Cristo vino en el momento preciso y murió por nosotros, pecadores.
           
Ahora bien, es muy difícil que alguien dé su vida  por una persona justa y buena, aunque, en efecto, pudiera darse un caso así. 
          
Pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía eramos pecadores.
           
Entonces, ya que hemos sido hechos justos a los ojos de Dios por la sangre de Cristo, con toda seguridad Él nos  salvará de la ira y condenación de Dios.
           
Sí cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por medio de la muerte de su Hijo, con toda seguridad seremos salvos por la vida de su Hijo. 
           
Y además de todo esto, podemos alegrarnos y sentirnos orgullosos de Dios, gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque quien ahora hemos sido reconciliados con Dios.

Romanos 5:1, 3-11 LBLA, NTV, NBD

 Amen!!!!!

En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales


No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN