La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

lunes, 5 de febrero de 2018

Encontrándonos en Eclesiastés...9

La envidia requiere algunos elementos básicos para poder existir: 

Se necesitan dos personas para que pueda aparecer en el corazón de uno o de los dos.

Se necesita no tener lo mismo. llámese éxito o fama, dinero, capacidad o talento, para que pueda alimentará y sobrevivir.

En algún momento de la historia de la insensatez humana, John Lenon el famosísimo guitarrista inglés de los Beatles, llego a proclamar que él y sus compañeros eran más famosos que el Dador de la Viida... Jesus... Y tiempo después perdió la suya bajo las balas de otro que le tuvo envidia.

Todo ser humano tiene lo mismo:

Es un ser creado!

Su principio en la vida y su fin no se hallan bajo su control sino de su Creador!

Es creado a imagen y semejanza de Dios su Creador!

No es Dios pero se esfuerza desesperadamente en serlo desde que su predecesora Eva, madre de todos los vivientes, creyó la mentira del engañador!

En esa carrera desenfrenada tras el viento que no puede ni podrá atrapar nunca, el ser humano no tendrá satisfacción sino frustración y su envidia le impulsará a buscar el éxito ... sin llegar a el!

Porque como creatura, el ser humano tiene una sola finalidad para lo que fue creado: demostrar que hay un Dios que lo creo (Glorificar a Dios) y gozar de una relación con El para siempre siendo esto último su más grande tesoro en este mundo de vanidades y en la Vida Eterna!

Y quien tiene este conocimiento demostrado por el Hijo del Hombre: Jesucristo, que se hizo Pobre para que con Su Pobreza fuéramos nosotros enriquecidos, tiene la Vida!

Él dijo en Juan 14:6 
Yo soy el Camino (al Padre), la Verdad (del Padre) y la Vida (del Padre), nadie viene al Padre si no es por Mi!

Jesus vino al mundo a salvar lo que se había perdido! 
Y de qué manera: no tuvo el ser Dios como algo a que aferrarse sino que se despojó de Si Mismo tomando forma de Siervo y en condición de hombre se humillo hasta la muerte y muerte de Cruz!

Y al tercer día resucitó y fue exaltado hasta Su Gloria para demostrar que Jesus es el Señor Dios Soberano sobre toda Su Creación para Gloria de Dios!


Escrito está en Su Palabra:

«Luego observé que a la mayoría de la gente le interesa alcanzar el éxito porque envidia a sus vecinos; pero eso tampoco tiene sentido, es como perseguir el viento.

. «Los necios se cruzan de brazos, y acaban en la ruina». 

Sin embargo, «es mejor tener un puñado con tranquilidad que tener dos puñados con mucho esfuerzo y perseguir el viento».»

Eclesiastés 4:4-6 NTV

En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales


No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN