La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

jueves, 22 de febrero de 2018

Encontrándonos en Eclesiastés...24

Todos los seres humanos tenemos un grave problema...

Todos los seres humanos podemos hallar la solución al problema siempre y cuando:

... Veamos con claridad el problema

... Aceptemos que es nuestro problema

... Meditemos con detenimiento la posibilidad real de solucionarlo

... Reconozcamos y aceptemos, cuando así sea, la incapacidad personal para solucionarlo

El más grave problema es uno solo del que habitualmente derivan todos los demás:

Todos nosotros somos seres humanos falibles, nunca seremos perfectos en esta vida debajo del sol...

Todos nosotros no somos Dios... pero actuamos o pensamos como si lo fuéramos...

Todos nosotros no tenemos control real de nada en esta vida pero diariamente nos comportamos como si lo tuviéramos...

Diariamente perdemos cabello, células de todo nuestro cuerpo mueren, nuestra reserva cardiaca y pancreática es menor y nuestro cerebro va envejeciendo, y nuestros ojos y nuestros huesos y nuestras articulaciones y...

Y no podemos hacer nada para impedirlo...

Ni tampoco podremos impedir que en el siguiente análisis de sangre nos descubran una leucemia o una falla renal, o una anemia severa, o una diabetes...

Y no podemos asegurar con total certeza que regresaremos a casa luego de nuestra jornada de trabajo, o de estudio, o de quehacer doméstico, o si vamos o no a terminar en una sala de urgencias de algún hospital o en una agencia funeraria en un hermoso féretro o una linda urna de mármol...

Tenemos un gran problema: 

no somos El Creador sino Sus criaturas...

no lo tomamos en cuenta a El cuando El si nos toma en cuenta en todo lo que pensamos, hablamos o hacemos, con cada segundo de nuestras vidas... 

que en realidad ni son nuestras vidas... ya que El decide crearnos y enviarnos a este mundo bajo el sol, El lo hace y nadie lo impedirá...

Como tampoco el día y la hora en que El decida llevarnos a Su Presencia...

Dios es Santo, Perfecto y Rey Justo y Soberano que gobierna a Su creación... 

ordenando cada suceso...éxito, gozo, amor, benignidad, decisión sabia ...

o permitiendo cada suceso... terremoto, incendió, accidente, enfermedad, tragedia... 

en este mundo debajo del sol ... aunque nosotros nos preguntemos el porqué y quedemos sin respuesta ni entendimiento...

Acaso podemos entender por qué puso todo el peso del pecado de nuestra rebelde naturaleza de una vida independiente del Creador, con todo lo que esto conlleva, sobre la Humanidad Santa de Su Hijo Jesus?

Acaso podremos algún día entender por qué decidió descargar sobre Su propio Hijo Jesus todo el peso de Su Ira Justa y Santa, destrozándolo en aquella Cruz y terrible sufrimiento en vez de hacerlo sobre nosotros culpables por nuestros pecados?

Acaso podemos explicar cómo es que el Creador de todo el Universo y dueño de todo el oro y plata del mundo nos da todo lo que necesitamos para nuestro diario vivir y, mucho más que eso, aún cuando nosotros pensamos, totalmente de modo equivocado, que lo hemos ganado con nuestro esfuerzo o intelecto o por merecimiento?  

Tenemos un gran problema, y no hemos buscado la Única solución posible porque ni siquiera queremos aceptar nuestro problema... 

porque estamos tan muertos en nuestros delitos y pecados, tan ciegos espiritualmente, tan llenos  de tinieblas con necesidad de la Luz, tan soberbios e insensatos,  que nos es imposible tener:

...una fe que solo El nos puede conceder 

... un perdón que solo por Jesucristo ha sido pagado y demostrado por Su Resurrección

... un arrepentimiento que se manifieste en un corazón contrito y humillado por tan gran Verdad y solo así...

con una vida de agradecimiento!

Dios te conceda recibir las abundantes riquezas de Su Gracia para Vida Eterna, en Cristo Jesus!

Amen¡


Escrito está en Su Palabra:

«Acepta el modo en que Dios hace las cosas, porque, ¿quién puede enderezar lo que él torció? 

Disfruta de la prosperidad mientras puedas, pero cuando lleguen los tiempos difíciles, reconoce que ambas cosas provienen de Dios. 

Recuerda que nada es seguro en esta vida.»

Eclesiastés 7:13-14 NTV

En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN