La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

jueves, 22 de febrero de 2018

Encontrándonos en Eclesiastés...20

La vida es breve... muy breve... 

Demasiado breve para el niño que muere de leucemia a los 4 o, aquel adolescente atropellado a los 14 o, el hombre joven de dos años de casado que pierde a su esposa de 25 con diabetes juvenil y falla renal; aún para el anciano de 84 al que le anuncian que el fin se acerca...

La vida es superlativamente breve cuando nos asomamos por la puerta de la muerte física para vislumbrar la eternidad sin fin!

Y vivir descontento, insatisfecho, frustrado, triste, enojado... pareciera ser el común denominador de la vida debajo del sol...

Luchando por serlo que nunca seré, o dejar de hacer lo que me destruye y lastima o, fingir que nada pasa y tratar de vivir en el cómodo vehículo de la apariencia social que lo transporta a uno con facilidad a mejores lugares...

Caminante no hay camino, se hace camino al andar... escribió el poeta cantante cuando desconocía que sus pasos en la vida estaba determinado... y no por el destino... sino por el Creador de la Vida... y ahora ya lo sabe después de la bala que acabó con su vida...

A Jesus no le sorprendió la muerte, El vino a su encuentro por Voluntad propia... por Su propio plan confirmado por Su Padre Dios y por el El Espíritu de Dios, Uno con El!

Y todo para que nosotros pudiéramos saber de la eternidad de la Vida arriba del sol!

Y todo para que nosotros pudiéramos llegar a vivir en la Vida Verdadera y Solo por El!

Y todo para conformarnos con Su resurrección tan gran y asombrosa
Verdad!

Dios te conceda vivir en tan grande Gozo, tan grande Paz y tan grande Amor! 

Escrito está en Su Palabra:

«Todo ha sido decidido. 

Ya se sabía desde hace tiempo lo que cada persona habría de ser. 

Así que no sirve de nada discutir con Dios acerca de tu destino. 

Cuantas más palabras decimos, menos sentido tienen. 

Entonces, ¿para qué sirven? 

En la brevedad de nuestra vida sin sentido, ¿quién conoce cómo pasar mejor nuestros días? 

Nuestra vida es como una sombra. 

¿Quién sabe lo que sucederá en este mundo después de la muerte?»

Eclesiastés 6:10-12 NTV


En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN