La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

lunes, 5 de febrero de 2018

Encontrándonos en Eclesiastés...10

Hay tantos lados oscuros debajo de la luz del sol en esta vida terrenal.

El hombre encuentra la posibilidad de acumular riquezas y antes de reflexionar el motivo, ya está haciéndolas.

El que no tiene hijos no familiares se da cuenta tardíamente que ni siquiera utilizo lo acumulado en su propia vida porque su vida representaba el trabajo mismo!

Absurdo, sin sentido y deprimente es la vida debajo del sol!

El hombre busca sentido a su vida en el hacer lo que los demás y aún más; en el tener lo que los demás y aún más; en el hacerlo con los demás y aún mejor; y nunca llega a la meta... a la satisfacción y cuando cree haberla alcanzado, no tiene salud para disfrutarla o familia para compartirla o años para descansarla... todo se encuentra sin sentido y deprimente!

Hubo un Hombre que halló sentido a su vida en un corto tiempo y lo hizo proclamando un mensaje.. solo eso... un trascendente mensaje... arrepiéntanse y vuelvan sus ojos al Mesías!

Juan el Bautista vivía en el desierto, comía langostas y miel silvestre y vestía piel de animal. No necesitaba mucho para hallar satisfechas sus necesidades ni el sentido a su vida. 

Anunció la necesidad que todos tenían de arrepentimiento!

La gente había estado afanada viviendo la vida bajo el sol acumulando riquezas! 

Comparándose unos con otros la envidia y el celo habían llenado sus corazones como el dinero sus bolsillos!

Juan el Bautista proclamaba el bautismo para arrepentimiento a viva voz por las calles y todos los ciudadanos corrían llegando a el!

Un extraño poder de convicción salía de aquel hombre que rompía la dureza del corazón de los pecadores y corrían a él y eran lavados por el bautismo para perdón de pecados!

El otro mensaje que dejo este hombre, que en corto tiempo fue llevado a la prision  para luego ser decapitado, era anunciar la llegada de otro Hombre!

Cuando lo apresaron y le preguntaron si él era el Mesías, contestó que no. El solo era una Voz que clamaba en el desierto.

Juan el Bautista hallo sentido a su vida haciendo aquello para lo cual había sido enviado a este mundo bajo el sol. 

En el desierto de la vida el sol
llega con más intensidad y exhibe lo absurdo, lo deprimente, lo que no tiene sentido!

Arrepentimiento de pecados y creer el Evangelio (Buenas Noticias) fue el mensaje que proclamó el Hombre : Jesus el Cristo a Quien anunció Juan.

Basta abrir una Biblia y leer los primeros 15 versos del primer capítulo en el Libro de Marcos para corroborar que la Vida Verdadera vino a este desierto bajo el sol y a su mismo se anunció como el Reino de los cielos que había llegado! 

Jesucristo es el Rey, Señor y vino a salvar lo que se había perdido!

Grande es Su Misericordia y Fidelidad a Su Padre celestial!

En tres años de arduo trabajo, vació su vida llenando el vacío existencial de pescadores, cobradores de impuestos, comerciantes, prostitutas y muchos más... y fue exaltado en una Cruz sufriendo una muerte horrenda y ... al tercer día resucitó demostrando así que había cumplido Su Propósito!

Y hoy reina sobre toda Su creación!


Escrito está en Su Palabra:

«También observé otro ejemplo de algo absurdo bajo el sol. 

Es el caso de un hombre que está totalmente solo, sin hijos ni hermanos, no obstante trabaja mucho para acumular toda la riqueza posible. 

Sin embargo, luego se pregunta: 

«¿Para quién trabajo?

 ¿Por qué me privo de tantos placeres?». 

Nada tiene sentido, todo es tan deprimente.»

Eclesiastés 4:7-8 NTV


En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN