La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

sábado, 27 de enero de 2018

Encontrándonos en Eclesiastés...

[
El día de ayer ya pasó
El día de mañana no tenemos ninguna certeza de conocerlo
El día de hoy está en nuestro caminar por este mundo. 

Esta vida tiene muchas cosas por ver, por admirar, por desear, por buscar obtener y... Luego que sigue?
Ir al Puente Tampico y tirarse como aquel hombre?

Dios lo sabe todo. El nos creó a nosotros y no nosotros a El

Él decidió dejar Su Gloria y no considero el ser Dios como algo a que aferrarse sino que se despojó a Sí mismo tomando forma de Siervo y se humillo habitando entre nosotros y camino con nosotros para hacernos Ver Su Gloria

Y como vimos Su Gloria sino viendo cómo vivía una vida tan perfecta imposible para nosotros vivirla: solo haciendo lo que Su Padre le ordenaba y solo hablando las Palabras que Su Padre le decía!

Y así lo aborrecimos porque la Verdad no halla cabida en un mundo donde gobierna la mentira!

Y El mismo como hombre fue tentado en todo: vio y deseo pero a diferencia nuestra no fue y tomo porque obedientemente siguió el Plan Perfecto que debía cumplir: mostrarnos el brillo de la Gloria de Dios.

 El es la Perla de más alto precio! 

Y se humillo entregando su vida a hombres pecadores para que lo mataran porque la Vida no se halla sino en Su Muerte y solo levantando nuestra mirada a Su Gloria en la Cruz podremos escuchar Su Voz: Padre mío, perdónalos porque no saben lo que hacen!

Gracias a Dios que Su Resurrección confirma nuestra salvación!

Gracias a Dios ascendió y tomo el Gobierno y le fue dado el Nombre: el SEÑOR de toda la tierra!

No hay nada que salga de Su Autoridad y todo es por AMOR!

Levanta tus ojos al cielo y búscalo a El. Anhelarlo a El es el más grande deseo que muchos hombres pueden tener de parte de El y será satisfecho plenamente y solo por Su Gracia! 

Escrito esta en la Palabra de Dios:
««Nada tiene sentido —dice el Maestro—, ¡ningún sentido en absoluto!». 
¿Qué obtiene la gente con trabajar tanto bajo el sol? 

Las generaciones van y vienen, pero la tierra nunca cambia. 

El sol sale y se pone, y se apresura a dar toda la vuelta para volver a salir. 

El viento sopla hacia el sur y luego gira hacia el norte. Da vueltas y vueltas soplando en círculos. 

Los ríos desembocan en el mar, pero el mar nunca se llena. Luego el agua vuelve a los ríos y sale nuevamente al mar. 

Todo es tan tedioso, imposible de describir. 

No importa cuánto veamos, nunca quedamos satisfechos. 

No importa cuánto oigamos, nada nos tiene contentos. 

La historia no hace más que repetirse; ya todo se hizo antes. 

No hay nada realmente nuevo bajo el sol. 

A veces la gente dice: «¡Esto es algo nuevo!»; pero la verdad es que no lo es, nada es completamente nuevo. 

Ninguno de nosotros recuerda lo que sucedió en el pasado, y las generaciones futuras tampoco recordarán lo que hacemos ahora.»

Eclesiastés 1:2-11 NTV


En Su Servicio Solo Por Gracia
Roberto Perales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN