La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

jueves, 21 de diciembre de 2017

Nuestro Mayor Problema...Resuelto. Navidad!

Todos hemos tenido problemas o aflicciones, tenemos problemas y tendremos problemas.

El mayor problema no es que tenemos elecciones próximas de nuestros gobernantes dentro de 7 meses y no sabemos a quién elegir, y pagar las consecuencias de ello.

El mayor problema no es que tenemos una cuenta económica pendiente y se acaba el plazo sin tener el dinero para pagar, y entonces tendremos que pagar las consecuencias de ello.

El mayor problema no es la terrible comunicación que tenemos en nuestros matrimonios y el grado de tensión que se ha generado y no hallamos la salida y estamos pagando las consecuencias de ello.

El mayor problema no es que nuestros hijos estén en rebeldía y se han desentendido de nuestros consejos y su vida nos afecta y pagamos las consecuencias de ello.

El mayor problema no es que que nos acabó el último pago del trabajo con todo y los aguinaldos y tenemos pendientes y pagamos las consecuencias de ello.

El mayor problema no es que nos hayan despedido del trabajo y en el fin de año nadie contrata y pagamos las consecuencias de ello.

El mayor problema no es nuestro terrible carácter y las relaciones lastimadas a nuestro derredor y que pagamos las consecuencias de ello.

El mayor problema lo tenemos en que estamos viviendo una vida que nosotros no creamos, en un mundo que nosotros tampoco creamos, pero que si somos responsables de lo que hacemos tanto con nuestros vida como con nuestro entorno humano o terrenal.

El mayor problema lo tenemos en que nuestros Creador nos hizo a Su imagen y semejanza para vivir conforme a Su Propósito y para manifestar en este mundo Su Gloria o manifiesta Presencia y lo terrible de todo esto es que fallamos miserablemente.

El mayor problema lo tenemos al habernos vuelto en enemistad contra Dios nuestros Creador y tener la insensatez que podíamos vivir una vida disipada fuera de Su orden sin pagar las consecuencias, ignorando Su Santidad y Su Justicia.

El mayor problema lo tenemos al buscar solucionar lo imposible de solucionar porque nuestros problemas no están fuera de nosotros sino dentro de nosotros: nuestro corazón de piedra, nuestro entendimiento de las cosas totalmente lleno de tinieblas y todo por causa de nuestro pecado contra Dios. 

Nuestro problema lo tenemos porque buscamos soluciones fáciles, cómodas, baratas y populares como los tratamientos psicológicos, los consejos de los mejores amigos tan extraviados como nosotros mismos y los libros de superación personal que alimentarán nuestro egocentrismo para llevarnos a hundir más hasta el fondo de nuestra ignorancia y maldad.

Nuestro problema lo tenemos en que la religión y los falsamente llamados pastores, profetas y maestros o los sacerdotes, obispos o líderes de todo tipo de corriente espiritual nos ofrecen soluciones fáciles y baratas tan comunes y populares que fácilmente comemos sus palabras para enfermarnos más con las consecuencias.

Nuestro problema lo tenemos en que vemos la Navidad como un evento de fíen de año, una celebración más, un tiempo aislado para convivencia familiar, abrazos, música, ricos alimentos de temporada y regalos bajo un árbol que será tirado a la basura tan pronto inicie el siguiente año.

Nuestra solución a todos nuestros problemas está únicamente: 

Primero...en reconocer nuestra ignorancia de la Verdad: nuestros pecados nos hacen enemigos de Dios nuestro Creador y nos alejan totalmente de Su Santidad, condenándonos a vivir bajo Su Juicio aquí en la tierra y bajo Su Ira en la eternidad en el infierno del castigo eterno.

Segundo...en reconocer por todo lo anterior la necesidad de nuestra Salvación personal de este juicio y el perdón de todos nuestros pecados.

Tercero...en entender y creer que realmente nuestro Dios, Creador ya vino al mundo y habitó entre nosotros y vimos Su Gloria, Gloria como del Unigénito Hijo de Dios y de la misma manera que María recibió el anuncio de un Salvador por el ángel Gabriel...Dios te salve María, llena eres de Gracia... Nosotros también necesitamos el mismo mensaje para reconocer a nuestro Salvador y Señor Jesucristo. Nació en un pesebre de madera y lo hizo hasta cumplir el perfecto plan de Salvación en una cruz de madera. 

Aquel que no tuvo pecado alguno en toda Su Vida, por nosotros fue el que pagó nuestros pecados para nosotros recibir a cambio Su Justicia y perdón de nuestra maldad!

Cuarto... Arrepentimiento y fe en Jesucristo el Hijo de Dios que vino al mundo a salvar lo que se había perdido es el Verdadero mensaje de la Navidad y solo ahí hallamos la solución a todos los problemas que tuvimos, tenemos o tendremos antes de regresar a nuestro Creador. 

Celebremos a Jesucristo, el Verdadero motivo de celebración. 

Dios con nosotros... Emmanuel...nuestro Salvador Jesus... Paz a los hombres que ponen en El Su confianza y descansan de sus obras inútiles.!

Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN