La Reunión General de los Domingos inicia a las 10:30 am

sábado, 24 de marzo de 2012

No Nos Metas en Tentación


7

Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Y, Señor, en tanto que en nosotros existe la inclinación a rebelarnos contra ti, * de forma que después de recibir el perdón de nuestros pecados estamos dispuestos a volver a la locura, * oramos que no sólo nos perdones nuestras deudas sino también nos cuides para que no hagamos más el mal. * Señor, no nos metas en tentación. Sabemos que nadie puede decir, al ser tentado, que es Dios quien lo tienta, pues Dios no tienta a nadie; * pero sabemos también que poderoso es Dios para hacer que abunde en nosotros toda gracia, * y guardarnos sin caída y presentarnos sin mancha.* Rogamos, por tanto, que nunca nos entregues a la dureza de nuestros corazones para caminar en nuestros propios consejos, * sino que restrinjas a Satanás, ese león rugiente que anda buscando a quien devorar; * concede que no ignoremos sus maquinaciones. * No dejes que Satanás nos zarandee como a trigo; o, sea como fuere, no permitas que falte nuestra fe. * Que a los mensajeros de Satanás no se les permita abofetearnos, * y si lo hacen, que tu gracia nos baste, y que en aquello en lo cual seamos débiles repose tu poder sobre nosotros, * y podamos ser más que vencedores por medio de aquel que nos amó. * Y el Dios de paz aplaste a Satanás bajo nuestros pies muy pronto. * Como no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados y potestades y gobernadores de las tinieblas de este siglo, * que seamos fuertes en el Señor y en el poder de su fuerza. *

Señor, permite que nunca entremos en tentación, * sino que, habiendo orado, pongamos guarda; * haz que tu sabia y buena providencia ordene nuestros asuntos y todo lo que nos concierne, de tal manera que no nos sobrevenga ninguna tentación que no sea humana, y que nunca seamos tentados más allá de lo que podamos discernir, resistir y vencer por medio de la gracia de Dios. * Señor, no coloques frente a nosotros ninguna piedra de tropiezo que nos haga trastabillar y perecer. * Que no haya en nuestro camino ocasión de caer, * sino que nos des esa gran paz que pertenece a los que aman tu ley, pues a ellos nada los puede hacer tropezar. *

No hay comentarios:

Publicar un comentario

por favor escribe comentarios que EDIFIQUEN